Alumnos y profesores

Merci !

Annales corrigées
Classe(s) : Tle ES - Tle L - Tle S | Thème(s) : Mythes et héros
Type : Écrit LV1 | Année : 2015 | Académie : Moyen-Orient
Corpus Corpus 1
Alumnos y profesores

Séries générales • LV1

espT_1505_09_00C

Mythes et héros

4

Liban • Mai 2015

Séries générales • LV1

 Documento 1 Don Eusebio y Regalito

Don Eusebio, el maestro, siempre decía que Elías Sánchez Sánchez, era al mismo tiempo el mejor y el peor alumno que había tenido en su vida. El mejor porque poseía una cabeza tan rápida y habilidosa como los dedos de un prestidigitador, y era capaz de asimilar conocimientos a gran velocidad pero sólo después de desmenuzarlos1 y comprenderlos perfectamente. El peor porque era el único al que había tenido que echar de la escuela.

En aquella época, Regalito no era sólo el mejor alumno que tenía, sino también el más raro, el más especial de todos. El hijo de Pesetilla sólo había ido a la escuela durante unos años, de pequeño, pero después había empezado a asistir por las tardes a las clases gratuitas que el maestro de antes de la guerra daba en la Casa del Pueblo2.

Cuando le abordó un domingo, a la salida de misa, don Eusebio se sorprendió tanto que apenas logró reaccionar. No se lo esperaba, nadie habría esperado algo así de un muchacho como él, un invisible, de una familia de invisibles, la flamante3 casta de los que sólo aspiraban a vivir como si fueran sombras.

Nadie habría esperado algo así, pero Elías esperó a don Eusebio, se presentó ante él, y le dijo que quería sacarse el bachillerato, y que no podía hacerlo solo. No me dejan matricularme por mi cuenta, le explicó, como si el maestro no lo supiera, pero si usted me presentara…

Don Eusebio era maestro, tenía delante a un muchacho de catorce años que se lo sabía todo y no podía negarse, no podía decir que no. Bueno, accedió por fin, pásate por mi casa mañana por la tarde, a ver qué podemos hacer. Durante unos meses hicieron mucho, hicieron tanto que don Eusebio le puso el mote que desplazaría ya para siempre al de su padre, Regalito, y cuando alguien le preguntaba por qué, contestaba que Elías era un regalo, sí, pero relativo y los dos se echaban a reír.

Don Eusebio había encontrado a su mejor alumno y Regalito al maestro que necesitaba, pero aquéllos eran días de dos caras. Se acercaba el verano de 1941 y hacía mucho calor. Don Eusebio estaba regañando4 al hijo de la Potajilla, que aquel día había ido a clase con el uniforme de verano de los pobres, unos pantalones cortos con un tirante atravesado en diagonal, sólo sobre un hombro, y sin camisa.

¿A usted le parece bien venir a la escuela así, medio desnudo, señorito? Severino el Potajillo era muy pequeño. No tendría más de seis o siete años. Con esta indumentaria, no voy a volver a admitirle en mi clase, ¿está claro? Entonces, Regalito ya había descubierto algo que no sospechaba. El mejor alumno de don Eusebio se levantó, se acercó a su maestro, y sin levantar la voz, sin chillar, sin enfadarse, le preguntó por qué estaba diciendo estas cosas. Usted conoce a este niño, sabe cómo viven en su casa, y que a su padre le fusilaron, que su madre trabaja como una mula y no da abasto5, porque tiene cuatro más. ¿Por qué le maltrata, si usted no es así, si yo le conozco y sé que usted es un buen hombre, un buen profesor, una persona decente?

Eso fue lo que don Eusebio no pudo perdonarle nunca a Elías. Don Eusebio no pudo sostener la mirada de Elías. No podía hacer otra cosa que echarle de la escuela y eso hizo, con el rostro menos coloreado por la indignación que por la vergüenza. No vuelvas más por aquí, le advirtió al final, y Regalito le miró a los ojos y le dijo que no se preocupara, que no pensaba volver nunca más.

Almudena Grandes, El lector de Julio Verne, 2012.

1. desmenuzar (fig.): examiner de près, dans le détail ; passer à la loupe.

2. casa de Pueblo: Maison du Peuple (centre associatif et culturel).

3. flamante = nuevo, reciente.

4. regañar: gronder.

5. no dar abasto: ne pas s’en sortir, ne pas y arriver.

 Documento 2 El mejor profesor de mi vida

El mejor profesor de mi vida me enseñó que hay pocas cosas comparables con la emoción intelectual de ver cómo aprende un alumno. Y qué decir del momento en que un ex alumno llega a establecer contigo una discusión de igual a igual, o incluso llega a superarte. No hay nada igual: ver cómo un estudiante te deja atrás gracias justamente a lo que aprendió contigo es tu Premio Nobel como profesor. Un solo caso justifica muchos años de esfuerzos y sinsabores1.

Muy pocos estudiantes olvidan a un gran profesor.

Sé bien lo que digo. Los grandes profesores dejan una huella que permanece hasta el final de los días. Me gusta evocar con nostalgia la relación maestro-discípulo. Es algo que, desgraciadamente, ya no abunda, pero me niego a aceptar que se haya extinguido. Tuve la fortuna de vivirla con el mejor profesor de mi vida. Se llamaba Joaquín Plans Portabella.

Joaquín Plans fue mi profesor de Física cuando estudiaba en Madrid para ser profesor. Recuerdo su primera clase como si el tiempo se estuviera rebobinando cada día. Se acercó a la puerta absolutamente extraviado2: no tenía ni la menor idea de dónde le tocaba. Se detuvo un momento, preguntó al que estaba más cerca y, una vez confirmada el aula, entró sonriendo de forma desmedida3. Uno de sus encantos era su expresividad desmedida.

Joaquín se volvía loco por enseñar, era un incontinente del conocimiento. Jamás se sentaba (luego entendí que dar clase de pie, como los toreros, es requisito imprescindible para ser buen profesor).

Cuando te hacía una pregunta desconcertante y la contestabas, su emoción era extraordinaria y contagiosa. Más de una vez replicaba admirado: “Increíble: ¿cómo lo has sabido?”. Y por un momento uno se sentía Newton, Bohr, Planck y Einstein, todos ellos juntos.

Lo gracioso es que, cuando te preguntaba, te hacía decirle cómo lo habías sabido. No sólo quería enseñarte. Quería saber cómo pensabas. Una respuesta aguda a sus maliciosas preguntas era para él un acontecimiento. Y cuando la respuesta no era acertada, no importaba.

En su aula tenías la sensación de ser tan afortunado que no podías evitar hacerte una pregunta: ¿Me merezco yo estas clases? Con él era imposible no estudiar: te habrías sentido un miserable.

Como ningún estudiante olvida al profesor que le abrió el camino hasta más allá de sus propios límites. Porque eso es lo que hacen los grandes profesores.

Carlos Arroyo, El País, 06 de mayo de 2013.

1. los sinsabores: les désagréments.

2. extraviado: égaré, perdu.

3. desmedido: démesuré.

 Documento 3 Las relaciones profesor-alumno

 

compréhension

A. Contestar en español

>Documento 1

1 Apunta dos frases que evidencian que Elías/Regalito es un buen alumno.

2 Entresaca dos expresiones que muestran que Elías/Regalito pertenece a una familia pobre.

3 Elige una de las respuestas para completar la frase siguiente y justifica con un elemento del texto.

“Elías abordó a don Eusebio para que…”

a) … le ayudara a seguir estudiando.

b) … hablara con su padre.

c) … le prestara libros.

4 Cita una frase que revela que el maestro y el chico se llevan bien.

5 Completa la frase siguiente con un elemento del texto:

Al final, la confianza entre don Eusebio y Regalito se perdió porque…

>Documento 2

6 Selecciona tres elementos que evidencian que el profesor era excepcional.

7 Di si estas afirmaciones son verdaderas o falsas y justifica cada una con un ejemplo sacado del texto.

a) El profesor no expresaba nunca sus emociones.

b) El profesor les animaba a los estudiantes a que pensaran por sí mismos.

c) Cuando se equivocaba un alumno, perdía paciencia el profesor.

B. Répondre en français

>Documents 1 et 2

Séries ES, S et L LVA

8 Relever les similitudes et les différences entre les deux textes et les justifier. (5 lignes environ)

>Document 3

Séries L et L-LVA uniquement

9 Expliquer la question posée par l’élève dans le document 3. (5 lignes environ)

EXPRESSION

> Les candidats des séries ES et S traiteront obligatoirement les questions 1 et 2.

Les candidats de la série L traiteront obligatoirement les questions 1 et 3.

Les candidats des séries L-LVA traiteront obligatoirement les trois questions.

1 ¿En qué medida los tres documentos ilustran la noción “Mitos y héroes” y también la de “Lugares y formas de poder”. (15 líneas)

2 Analiza y comenta la personalidad de Elías/Regalito en el documento 1 (15 líneas)

3 ¿Te parece idealizado el retrato del profesor en el documento 2? Justifica tu respuesta. (15 líneas)

Les clés du sujet

Les documents

Document 1

  • L’auteur. Romancière espagnole, journaliste à El País, Almudena Grandes (Madrid, 1960) élabore actuellement une série de six volumes sur la guerre civile et ses conséquences, intitulée Épisode d’une guerre interminable.
  • Le contexte. Ce roman revient sur les pires années de la répression franquiste, entre 1947 et 1949. L’Espagne doit faire face aux pénuries d’après-guerre.

Document 2

  • La source. El País est un quotidien généraliste espagnol de grande diffusion.
  • Le contexte. Un étudiant se souvient de son meilleur professeur.

Document 3

  • L’auteur. Dessinateur et caricaturiste argentin, César Da Col (Buenos Aires) a collaboré avec différentes maisons d’édition américaines. Il est l’auteur du superhéros Boris Man.
  • Le contexte. Ce dessin humoristique illustre les relations entre élèves et professeurs.

Les questions de compréhension

8 Appuyez-vous sur des exemples concrets tirés des deux textes pour en expliquer les similitudes et les différences.

9 Explicitez la question posée par l’élève tout en expliquant l’importance des bonnes relations élève/professeur.

Le sujet d’expression personnelle 1

Il s’agit ici d’expliquer dans quelle mesure les trois documents illustrent à la fois la notion « Mythes et héros » et la notion « Lieux et formes de pouvoir ».

Pistes de recherche

  • Aspects traités
  • relations conflictuelles entre élèves et professeur (Lieux et formes de pouvoir) ;
  • idéalisation d’un professeur (Mythes et héros).
  • Plan possible :

N’hésitez pas à réaliser un plan binaire en illustrant vos propos à partir des trois documents.

1. Relations conflictuelles : autoritarisme et sanctions (document 1), manque de vocation et d’amour du métier (document 3).

2. Professeur idéalisé : définition d’un bon professeur (document 2).

Vocabulaire utile

Noms : el oficio (le métier) ; el saber (le savoir).

Verbes : recurrir a (avoir recours à) ; echar (mettre à la porte) ; enseñar/aprender (enseigner/apprendre) ; pensar (ie) por sí mismo (penser par soi-même).

Une structure grammaticale utile

Ir + gérondif permet d’exprimer l’évolution progressive d’une action.

La relación “maestro-discípulo” va construyéndose gracias a la voluntad de transferir el saber.

La relation « maître-disciple » se construit peu à peu grâce à la volonté de transférer le savoir.

Le sujet d’expression personnelle 2

Analysez et commentez la personnalité du jeune Elías surnommé Regalito (petit cadeau) par son professeur.

Pistes de recherche

  • Elías est un élève d’une grande intelligence. Issu d’un milieu défavorisé, il est dans l’obligation de quitter l’école très jeune.
  • Il fait preuve d’une volonté hors du commun en essayant de passer son baccalauréat (cours gratuits, aide du maître).
  • Il est intègre et fidèle à ses valeurs de justice.

Vocabulaire utile

Noms et adverbes : fuera de lo común (hors du commun) ; las amenazas (les menaces).

Verbes : sacar el bachillerato (obtenir le baccalauréat) ; matricularse (s’inscrire) ; mantener (ie) a (subvenir aux besoins de).

Une structure grammaticale utile

Seguir + gérondif exprime la continuité de l’action.

… el muchacho siguió defendiendo su punto de vista…

… le garçon continua à défendre son point de vue…

Corrigé
Corrigé

COMPRÉHENSION

A. Contestar en español

>Documento 1

1 Las dos frases que evidencian que Elías/Regalito es un buen alumno son:

  • “El mejor porque poseía una cabeza tan rápida y habilidosa como los dedos de un prestidigitador” (l. 3-4).
  • “Regalito no era sólo el mejor alumno que tenía, sino también el más raro, el más especial de todos” (l. 8-9).

2 Las dos expresiones que muestran que Elías/Regalito pertenece a una familia pobre son:

  • “nadie habría esperado algo así de un muchacho como él, un invisible, de una familia de invisibles” (l. 15-16).
  • “la flamante casta de los que sólo aspiraban a vivir como si fueran sombras” (l. 16-17).

3Respuesta a). Elías abordó a don Eusebio para que le ayudara a seguir estudiando.

Justificación: “le dijo que quería sacarse el bachillerato” (l. 19).

4 La frase que revela que el maestro y el chico se llevan bien es:

“Durante unos meses hicieron mucho, hicieron tanto que don Eusebio le puso el mote que desplazaría ya para siempre al de su padre, Regalito, y cuando alguien le preguntaba por qué, contestaba que Elías era un regalo, sí, pero relativo y los dos se echaban a reír” (l. 26 a 30).

5 Al final, la confianza entre don Eusebio y Regalito se perdió porque “don Eusebio no pudo perdonarle nunca a Elías” (l. 49).

>Documento 2

6 Los tres elementos que evidencian que el profesor era excepcional son:

  • “Joaquín se volvía loco por enseñar, era un incontinente del conocimiento” (l. 23-24).
  • “Jamás se sentaba (luego entendí que dar clase de pie, como los toreros, es requisito imprescindible para ser buen profesor) (l. 24-25).
  • “Cuando te hacía una pregunta desconcertante y la contestabas, su emoción era extraordinaria y contagiosa” (l. 26-27).

7a) El profesor no expresa nunca su emoción. Falso.

Justificación: “su emoción era extraordinaria y contagiosa” (l. 27)

b) El profesor les animaba a los estudiantes a que pensaran por sí mismo. Verdadero.

Justificación: “No solo quería enseñarte. Quería saber cómo pensabas” (l. 31-32).

c) Cuando se equivocaba un alumno, perdía paciencia el profesor. Falso.

Justificación: “Y cuando la respuesta no era acertada, no importaba” (l. 33-34).

B. Répondre en français

>Documents 1 et 2

Séries ES, S et L LVA

8 Les deux textes parlent des relations entre professeurs et élèves. Dans les deux cas, les professeurs apportent une aide précieuse à leurs élèves. Pourtant, dans le premier document, le maître ne supporte pas que son élève remette en question son jugement erroné : “no pudo sostenerle la mirada” (l. 50). Il finira par le renvoyer : “No podía hacer otra cosa que echarle de la escuela” (l. 50-51).

Dans le deuxième document, le professeur considère qu’il n’y a rien de plus extraordinaire qu’un élève qui arrive à dépasser son maître: “No hay nada igual: ver cómo un estudiante te deja atrás gracias justamente a lo que aprendió contigo es tu Premio Nobel como profesor” (l. 5 a 7).

>Document 3

Séries L et L-LVA uniquement

9 Dans le document 3, un élève demande à son professeur comment un élève peut aimer la matière enseignée si le professeur n’aime pas ses propres élèves. Le garçon pose la question de la nécessité d’enseigner par vocation et de communiquer l’amour de sa discipline afin de motiver et donner le goût des apprentissages à son auditoire.

expression

Un peu de vocabulaire

avergonzado/a: honteux/euse.

docente: enseignant/e.

1 Estos tres documentos que hablan de las relaciones entre alumnos y profesores ilustran a la vez la noción de “poder” y la de “mitos y héroes”. Esta relación puede ser conflictual como en el primer texto. El profesor, avergonzado por la actitud de su alumno, recurre a la autoridad y lo echa de la escuela usando de su poder docente. El tercer documento nos recuerda que la pedagogía no puede nacer de una relación autoritaria sino de una voluntad de comunicar su pasión y su amor al oficio.

El profesor también puede ser considerado como un “héroe” por su alumno. En el segundo texto, Joaquín, el profesor del narrador, es un ejemplo. Enseñar no es sólo un trabajo para él, es una vocación. La relación “maestro-discípulo” va construyéndose gracias a la voluntad de transferir el saber para dar al alumno la oportunidad de pensar por sí mismo y emanciparse.

Un peu de vocabulaire

un regalo: un cadeau.

a pesar de: malgré.

2 Elías era incontestablemente un alumno de una inteligencia fuera de lo común. Había ido a la escuela durante unos años pero tuvo que dejar las clases porque venía de una familia pobre. Antes de la guerra, empezó a asistir por las tardes a las clases gratuitas. Ya con 14 años, el chico se empeñó en sacarse el bachillerato a pesar de las dificultades. Como no podía matricularse por sí mismo, le pidió a don Eusebio que lo ayudara. Ante la determinación de Elías, el maestro no pudo negarse. Fue entonces cuando lo llamó “Regalito”. La inteligencia del muchacho y su fuerza de voluntad fueron “una bendición” para el maestro: un regalo.

Un día, el maestro regañó a un niño pobre por llevar el uniforme de verano y lo amenazó con echarlo si volvía vestido así. Regalito se escandalizó ante tal decisión explicando que si aquel niño pequeño vestía de verano era porque no había dinero en su casa. A su padre lo habían fusilado y su madre tenía que mantener sola a sus 5 hijos. A pesar de las amenazas del maestro, el muchacho siguió defendiendo su punto de vista porque era justo.